Hermeto Pascoal saluda los diez años de jazz en San Bernardo

Hermeto Pascoal saluda los diez años de jazz en San Bernardo

Didier Lockwood y Kevin Turcotte también marcan el festival en el parque García de la Huerta.

«Yo sigo aquí en la lucha, esperando vivir 500 años», había dicho en 2013 el indescifrable músico brasileño Hermeto Pascoal, previo al concierto que dio con Aline Morena, su novia 42 años menor, en el Teatro Nescafé de las Artes. Rumbo a los 500 años de edad, un Hermeto de 81 vuelve a Chile como protagonista del San Bernardo Jazz Fest, que se realiza mañana y el sábado en jornadas gratuitas en el parque García de la Huerta de la comuna.

Es la décima versión del encuentro, que en este período de acción se ha convertido en el segundo festival santiaguino de jazz, detrás del de Providencia, en el Parque de las Esculturas en enero. Principalmente por sus invitados: Branford Marsalis, Dave Holland, Ravi Coltrane o Pat Martino. También por la experiencia que ha significado abrir ese parque patrimonial al público del polo sur capitalino: cinco mil personas asisten cada día a sus tres conciertos.

Pascoal cerrará la primera jornada junto a su sexteto de fusiones inauditas, aunque en la banda no figura Aline Morena. «Hermeto toca sintetizador, flauta baja y acordeón de la música nordestina. También sopla una tetera y percute otros trastos», señala el músico Nelson Laplagne, curador del festival. «Él está muy activo, pues editó dos discos este año, uno con su big band y ‘No mundo dos sons’, el que viene a mostrar», agrega.

Los conciertos de mañana incluyen al grupo argentino de tango y fusiones con jazz y música de cámara Altertango, junto a la cantante Francesca Ancarola. También tendrá su hora el histórico saxofonista alto Patricio Ramírez, quien celebra seis décadas de música desde que comenzó a tocar en el Club de Jazz en 1957. Ramírez, quien fuera solista del Nahuel Jazz Quartet en los años 60, se encuentra grabando dos álbumes para el sello Decibelio Records.

El sábado, el cellista Nelson Arriagada presenta a su nuevo septeto, para finalizar el festival con dos nombres internacionales que encabezan homenajes: el trompetista canadiense Kevin Turcotte recupera el repertorio de Chet Baker, mientras el famoso violinista francés Didier Lockwood desenchufa su instrumento para tocar en trío a la manera manouche y celebrar al legendario Stephane Grappelli, su descubridor.

Cerrar